En los últimos años, uno de los temas más relevantes en el sector productivo ha sido el constante aumento de los precios de la electricidad y cómo este fenómeno ha impactado tanto a los hogares como a las empresas. Esta situación ha generado una preocupación generalizada y ha llevado a buscar soluciones que permitan mitigar estos elevados costes energéticos. Una de las respuestas más efectivas a este problema es el autoconsumo para empresas. Pero, ¿qué implica exactamente esta opción y por qué se ha convertido en una tendencia tan popular?

¿Por qué el autoconsumo para empresas se ha convertido en tendencia?

El autoconsumo para empresas consiste en la capacidad de una compañía para producir y consumir su propia electricidad a través de la instalación de paneles solares en sus instalaciones. Generalmente, dichos dispositivos se instalan en cubiertas de naves industriales, terrazas de edificios o terrenos disponibles. Esta solución es aplicable a empresas de cualquier tamaño y sector, proporcionando una serie de ventajas significativas. Los paneles solares no solo permiten un considerable ahorro en la factura eléctrica, sino que también reducen la dependencia de la energía comprada a terceros, lo que contribuye a una disminución general de los costes operativos.

En efecto, el mercado fotovoltaico en España está al alza y su crecimiento ha sido exponencial en los últimos tiempos, impulsado en parte por los incrementos en el precio de la electricidad. De igual modo, está influyendo en este fenómeno una creciente conciencia sobre el impacto negativo del uso de energías contaminantes en el medio ambiente. Este cambio de mentalidad está llevando a muchas empresas a buscar alternativas más sostenibles y económicamente viables, lo que ha resultado en un aumento significativo en la demanda de sistemas de energía solar.

Los datos respaldan esta tendencia: Según la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), en España se instalaron 1.706 MW de nueva capacidad de energía solar en 2023, lo que representa un aumento del 42% en comparación con 2021. Este crecimiento ha sido especialmente notable en el sector industrial, que lideró la expansión del autoconsumo con una nueva capacidad instalada de 1.020 MW. Le siguen el sector residencial con 372 MW, el comercial con 291 MW y las instalaciones aisladas con 23 MW.

El autoconsumo para empresas y sus beneficios

Desde luego, comprender en qué consiste el autoconsumo para empresas y los beneficios que puede aportar es esencial para cualquier organización que busque mejorar su sostenibilidad y reducir costes operativos. El autoconsumo permite a las empresas generar su propia energía mediante la instalación de paneles solares, convirtiendo la luz del sol en electricidad necesaria para sus actividades diarias. Este sistema proporciona una fuente de energía renovable, no contaminante y asegura que la energía se produce y se consume en el mismo lugar, optimizando la eficiencia energética.

A continuación, explicaremos los beneficios más evidentes del autoconsumo en el sector productivo.

Ahorro de costes

Desde luego, uno de los beneficios más destacados del autoconsumo para empresas es el significativo ahorro en costes. Aunque acceder a una instalación fotovoltaica implica una considerable inversión inicial, los ahorros en la factura eléctrica comienzan de inmediato y permiten recuperar la inversión en un plazo medio o largo.

Además, cualquier excedente de energía producido y no consumido puede ser vertido a la red eléctrica para provecho de otros usuarios. Este excedente se compensa en la factura mensual de la empresa, reduciendo aún más los costes energéticos. Esta modalidad de autoconsumo con excedentes acogido a compensación está regulada por el Real Decreto 244/2019 de 5 de abril, que establece las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica.

Generar ingresos con la venta de excedentes

Además del ahorro directo en la factura de la luz, el autoconsumo para empresas también permite generar ingresos adicionales. Las empresas pueden optar por el autoconsumo con excedentes no acogido a compensación, lo que les permite vender el excedente de energía producido por su planta fotovoltaica a la empresa distribuidora a precio de mercado. Para poder acogerse a esta categoría, la instalación debe tener una potencia igual o superior a 100 kW. Esta opción no solo reduce la dependencia de la energía comprada, sino que también convierte la inversión en paneles solares en una fuente de ingresos adicional para la empresa.

Incentivos fiscales al autoconsumo para empresas

Por otro lado, existen incentivos fiscales que hacen aún más atractiva la adopción del autoconsumo para empresas. A nivel local, muchos municipios españoles ofrecen bonificaciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO). Estas ventajas fiscales pueden hacer que la inversión inicial sea más asequible y mejorar aún más el retorno de inversión a largo plazo.

Productividad más sostenible y fortalecimiento de la RSC

En la actualidad, el cambio climático y su relación con el consumo energético y el impacto ambiental son temas críticos. Por lo tanto, cada vez es más importante adoptar prácticas sostenibles para contribuir a la construcción de un mundo más verde. Una de las grandes ventajas del autoconsumo para empresas es la obtención de energía limpia y renovable. Al utilizar paneles solares, las empresas pueden reducir significativamente sus emisiones contaminantes, disminuyendo así su huella de carbono y contribuyendo a la protección del medioambiente.

Asimismo, implementar sistemas de autoconsumo también fortalece la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de la empresa. Las iniciativas de compromiso ecológico no solo mejoran la imagen de la empresa ante sus grupos de interés y socios, sino que también generan una percepción positiva entre los empleados y la sociedad en general. Al mostrar un compromiso con la sostenibilidad, la empresa se posiciona como una organización responsable y consciente de su impacto ambiental, lo cual es cada vez más valorado en el mercado actual.

Energía de calidad

Aparte de los beneficios ambientales y de imagen, el autoconsumo garantiza la producción y consumo de energía de alta calidad sin interrupciones. Al producir su propia electricidad, la empresa no dependerá exclusivamente de la red eléctrica, lo que asegura un suministro continuo incluso en situaciones de alta demanda o condiciones climáticas adversas. Aunque los paneles solares dependen de la luz solar, la empresa sigue conectada a la red eléctrica para cubrir cualquier déficit energético, asegurando así una operación ininterrumpida y eficiente.

¿Cuánto ahorro genera el autoconsumo para empresas?

Una de las preguntas más frecuentes es cuánto se puede ahorrar con el autoconsumo. La respuesta depende de varios factores, incluyendo el tipo de actividad de la empresa, las horas de mayor consumo energético, el espacio disponible para la instalación de paneles solares, y la localización y orientación del edificio. 

En general, el ahorro en la factura de electricidad puede llegar hasta un 70% y la inversión inicial puede amortizarse en un período de 5 a 7 años. En este sentido, considerando que los paneles solares tienen una vida útil de entre 25 y 30 años, podemos decir que la inversión resulta atractiva.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada instalación de autoconsumo es única. Por esta razón, es recomendable contar con la asesoría de una empresa especializada y profesional como Econiza para diseñar el sistema más adecuado según las necesidades específicas de tu negocio. 

A pesar de que cada caso debe ser evaluado individualmente, el autoconsumo para empresas representa una solución viable y sostenible. 

Únete al autoconsumo para empresas con Econiza

En Econiza, somos expertos en diseñar e instalar sistemas fotovoltaicos de autoconsumo específicos para empresas. Contamos con un equipo de profesionales altamente cualificados y trabajamos con paneles solares y componentes de las más prestigiosas marcas del mercado. De este modo, podemos garantizar la máxima eficiencia y calidad en cada uno de nuestros proyectos. Nos caracterizamos por nuestra rapidez y eficacia en la ejecución.

Para ello, realizamos un análisis detallado de los patrones de consumo y las particularidades de las instalaciones de tu empresa. Nuestro objetivo es ofrecerte una solución de autoconsumo que se ajuste perfectamente a tus necesidades específicas.

Por si fuera poco, gestionamos todos los trámites administrativos y legales necesarios, incluyendo la obtención de licencias y subvenciones. También nos encargamos de coordinar con la distribuidora eléctrica para actualizar tu contrato eléctrico y gestionar la compensación de los excedentes de energía fotovoltaica vertidos a la red, siempre buscando las mejores tarifas del mercado. Nos ocupamos de todos los detalles para que tú no tengas que preocuparte por nada.

Ofrecemos servicios de monitorización continua para las instalaciones de autoconsumo en empresas. Realizamos un seguimiento tanto del consumo como de la producción de energía, y elaboramos informes mensuales detallados. Más aún, proporcionamos soporte técnico integral a nuestros clientes una vez que las instalaciones están en funcionamiento, asegurando así un rendimiento óptimo y constante. ¡Contáctanos y solicita un informe técnico previo sin compromiso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Simula tu instalación fotovoltaica!

“¿Quieres más información? Déjanos tus datos y un asesor se pondrá en contacto contigo