La búsqueda de fuentes de energía renovable y sostenible ha llevado a un creciente interés en las instalaciones fotovoltaicas, sistemas que convierten la energía solar en electricidad aprovechable. Pero, ¿en qué consiste realmente una instalación fotovoltaica y cómo funciona para generar electricidad? ¡Sigue leyendo y te lo explicaremos!

¿Qué es una instalación fotovoltaica y cómo produce electricidad?

Una instalación fotovoltaica es un sistema eléctrico especializado que aprovecha una fuente de energía inagotable: el sol. En esencia, estos sistemas transforman la energía solar en electricidad utilizable a través del uso de paneles solares, también conocidos como módulos fotovoltaicos. Estos paneles contienen células fotovoltaicas que absorben la luz solar y la convierten en corriente eléctrica.

Existen dos tipos principales de sistemas fotovoltaicos: aquellos conectados a la red eléctrica y los sistemas autónomos. Los primeros se integran con las redes eléctricas convencionales, permitiendo a los usuarios alternar entre la energía solar y la eléctrica según sea necesario. Por otro lado, los sistemas autónomos están diseñados con baterías para garantizar un suministro constante de energía incluso en ausencia de irradiación solar suficiente. Estas infraestructuras representan una forma sostenible y eficiente de generar electricidad utilizando la energía del sol.

Los paneles solares están compuestos por células fotovoltaicas, generalmente hechas de silicio, un semiconductor que facilita la transmisión de energía. Entonces, cuando la luz solar golpea estas células, los electrones dentro del semiconductor se liberan, creando un desequilibrio de carga que genera electricidad. Esta electricidad se canaliza a través de cables para su uso inmediato o se almacena en baterías para su uso posterior.

Es importante destacar que, si bien los paneles solares son más efectivos en días soleados, siguen generando electricidad incluso en condiciones de nubosidad. Sin embargo, la cantidad de energía producida puede variar dependiendo de la intensidad de la luz solar.

Componentes clave de una instalación fotovoltaica

Una instalación fotovoltaica consta de varios componentes fundamentales:

Aparte de estos componentes básicos, las instalaciones fotovoltaicas modernas pueden incluir sistemas de monitorización para supervisar la producción y el consumo de energía. De igual manera pueden incluir baterías solares, dispositivos de almacenamiento de energía que permiten a los usuarios maximizar el uso de la energía solar producida.

Por cierto, la innovación en esta opción energética es imparable, por lo que te invitamos a conocer algunas tecnologías emergentes en la industria solar.

Datos importantes sobre una instalación fotovoltaica que debes conocer

Ciertamente, la energía solar fotovoltaica es una fuente de energía renovable que está acaparando interés debido a su naturaleza sostenible y sus numerosos beneficios. Aquí te presentamos algunos datos clave que debes tener en cuenta al considerar la instalación de un sistema fotovoltaico.

La energía solar es gratuita y renovable

En efecto, una de las ventajas más destacadas de la energía solar es su gratuidad y renovabilidad. Una vez que has cubierto los costes iniciales de los paneles solares, la electricidad que producen es prácticamente gratuita. Esto no solo te ayuda a ahorrar en tus facturas de electricidad, sino que también reduce tu huella de carbono al utilizar una fuente de energía limpia y verde.

Además, el potencial de la energía solar es inmenso. En solo una hora, la Tierra recibe más energía solar de la que consumiría en un año entero. Se estima que dicha cantidad de energía alcanza unos  173.000 teravatios. Por lo tanto, esta fuente ofrece una oportunidad única para avanzar hacia un futuro más sostenible y menos dependiente de los combustibles fósiles.

Materias primas abundantes y no contaminantes

De hecho, los paneles solares, en su mayoría, utilizan silicio como componente principal. Esta elección de material es fundamental, ya que el silicio es el segundo elemento más abundante en la Tierra. Al utilizar silicio en la fabricación de células solares, se reduce la dependencia de recursos finitos y se mitigan los problemas ambientales asociados con los combustibles fósiles, como la contaminación del aire y el cambio climático.

Coste inicial recuperable en el corto plazo

Si bien los costes iniciales de tu instalación fotovoltaica pueden parecer altos, el período de recuperación de la inversión en energía solar es relativamente corto. Gracias al ahorro en las facturas de electricidad y a las ayudas gubernamentales, muchas personas encuentran que el costo inicial se amortiza rápidamente. En este enlace podrás conocer varias alternativas de financiamiento de proyectos solares.

Más aún, las propiedades equipadas con paneles solares tienden a venderse más rápido y a un precio más alto en el mercado inmobiliario.

Pocos requisitos de mantenimiento y larga vida útil

Los paneles solares requieren poco mantenimiento una vez instalados. Solo es necesario asegurarse de que estén limpios y libres de sombras para garantizar un rendimiento óptimo. Además, los paneles solares tienen una vida útil muy larga, con una garantía estándar de hasta 25 años. Esta durabilidad reduce los costes a largo plazo y hace que la inversión en energía solar sea aún más atractiva.

Una instalación fotovoltaica funciona en diferentes condiciones climáticas con orientación óptima

Aunque los paneles solares alcanzan su máxima eficiencia en días soleados, aún producen electricidad en días nublados y durante el invierno. Al respecto, los avances en tecnología de almacenamiento de energía permiten aprovechar la electricidad generada durante el día incluso en horas sin luz solar.

Antes de la instalación, es importante considerar la orientación e inclinación óptimas de los paneles solares para garantizar el mejor rendimiento. Suele recomendarse una orientación al sur y un ángulo de inclinación de aproximadamente 30 grados. No obstante, los paneles solares pueden funcionar en una variedad de entornos siempre que estén libres de sombras y se mantengan limpios. Evitar la sombra de árboles y arbustos y mantener los paneles alejados de posibles obstrucciones es crítico para maximizar su eficiencia y rendimiento a lo largo del tiempo.

Beneficios de la energía solar para empresas, particulares y comunidades

La adopción de la energía solar no solo conlleva beneficios ambientales, sino también económicos y sociales significativos para empresas, particulares y comunidades. Aquí te explicamos cómo la energía solar puede transformar diferentes sectores y mejorar la sostenibilidad en general.

Confianos tu instalación fotovoltaica

En Econiza, nuestro equipo de profesionales jóvenes y experimentados te acompaña en todo el proceso de instalación de paneles solares, desde el asesoramiento inicial hasta la gestión final.

Nos basamos en tres valores fundamentales:

En Econiza nos encargamos de todo:

¿Estás listo para dar el paso hacia la energía solar? Contacta con Econiza hoy mismo y obtén un estudio técnico-económico gratuito y al instante. También, puedes solicitar una simulación personalizada de tu instalación fotovoltaica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Simula tu instalación fotovoltaica!

“¿Quieres más información? Déjanos tus datos y un asesor se pondrá en contacto contigo