En los últimos años, la instalación de sistemas fotovoltaicos ha experimentado un auge significativo debido a los altos precios de la energía y a la creciente conciencia sobre la sostenibilidad. Sin embargo, antes de embarcarse en la instalación de paneles solares, es indispensable que la empresa que selecciones realice un estudio solar técnico-económico. Este análisis preliminar proporciona una visión integral de la viabilidad del proyecto y asegura que la inversión realizada optimice el rendimiento y los beneficios a largo plazo. A continuación, explicaremos en detalle en qué consiste este tipo de estudio y qué factores se deben considerar para garantizar una instalación eficiente y rentable.

¿Qué es un estudio solar técnico-económico y qué factores considera?

En sí, el estudio solar técnico-económico es un análisis exhaustivo que evalúa las posibilidades y los parámetros de una instalación fotovoltaica específica. Este examen es esencial para planificar adecuadamente el sistema y garantizar su eficacia y rentabilidad. Varios factores son considerados en esta evaluación, y cada uno de ellos juega un papel fundamental en el diseño y el éxito de la instalación.

Ubicación de la instalación y orientación de los paneles

En primer lugar, la ubicación de la instalación es un factor decisivo. La orientación de los paneles solares y la presencia de obstáculos que puedan generar sombras, como edificios cercanos, árboles y otros elementos, son aspectos críticos. Al respecto, la orientación óptima para las placas solares es hacia el sur, aunque orientaciones como sureste o suroeste también son viables. Además, se debe considerar la posibilidad de eliminar o minimizar elementos naturales que puedan interferir con la radiación solar.

La radiación solar es un elemento esencial en el estudio solar técnico-económico

Ciertamente, la cantidad de radiación solar que una ubicación recibe varía significativamente según la región y la altitud. Esta variación afecta directamente la cantidad de electricidad que pueden generar los paneles solares. Por ejemplo, áreas con mayor radiación solar anual pueden requerir menos paneles para generar la misma cantidad de energía que regiones con menos radiación solar. Herramientas como el Photovoltaic Geographical Information System (PVGIS) de la Unión Europea son utilizadas para estimar la radiación solar específica de una ubicación, proporcionando datos pertinentes para dimensionar adecuadamente la instalación. Esta información es indispensable para el estudio solar técnico-económico.

Según el mencionado recurso, Jerez de la Frontera, en Andalucía, recibe aproximadamente una irradiación solar anual de 2.195,36 kWh/m2 (kilovatios/hora por metro cuadrado). Entonces, un sistema fotovoltaico con capacidad instalada de 5 kWp (kilovatios pico), con paneles de silicio cristalino en un ángulo solar de 35%, podría aportar una producción anual de alrededor de 8.423,08 kWh. 

Pero recordemos que Jerez de la Frontera está al sur de España, una zona muy privilegiada en cuanto a radiación solar. Más al norte, en Segovia (Castilla y León), la irradiación solar anual es cercana a los 1.848,16 kWh/m2. Teniendo esto en cuenta, una instalación fotovoltaica con las mismas características de la anterior podría alcanzar una producción anual de unos 7.291,15 kWh.

Tipo de instalación

En la práctica, las instalaciones fotovoltaicas se clasifican en tres categorías principales: conectadas a la red, aisladas y sistemas híbridos. Específicamente, en áreas urbanas, las instalaciones suelen estar conectadas a la red de distribución eléctrica. Esta configuración permite que cualquier exceso de energía generado se venda a dicha red, proporcionando un retorno adicional sobre la inversión. Por otro lado, en zonas rurales, es más común encontrar sistemas aislados, que funcionan independientemente de la red eléctrica y requieren baterías para almacenar energía para uso nocturno o en días nublados.

Como su nombre lo indica, los sistemas híbridos combinan características de ambos tipos anteriores. Estos sistemas pueden conectarse a la red pero también cuentan con baterías para almacenamiento de energía, permitiendo un suministro constante incluso durante cortes de energía. 

En el estudio solar técnico-económico, la determinación del tipo de instalación impacta directamente en los componentes necesarios. En este sentido, las instalaciones aisladas y las híbridas siempre necesitan baterías, mientras que en las conectadas a la red, la inclusión de baterías es opcional y depende de las necesidades del usuario.

Cálculo del consumo estimado

Cada tipo de propiedad, ya sea una vivienda individual, una comunidad de vecinos o un edificio industrial, tiene diferentes necesidades energéticas. Por eso, para estimar el consumo de energía, es preciso considerar todos los electrodomésticos, luminarias y equipos que se utilizarán, así como el tiempo durante el cual estarán en funcionamiento. La suma de la energía consumida por todos estos dispositivos dará la potencia total requerida.

Sin duda, este cálculo es fundamental para determinar cuántos paneles solares se necesitan para satisfacer la demanda energética. Asimismo, es importante considerar posibles aumentos en el consumo futuro, como la adquisición de un coche eléctrico o la incorporación de más equipos y maquinaria. Planificar para estas eventualidades asegura que el sistema fotovoltaico sea lo suficientemente flexible y capaz de manejar incrementos en el consumo.

A propósito, te invitamos a leer nuestro post Coche eléctrico o de combustión ¿qué interesa más?

Espacio disponible

El espacio donde se instalarán los paneles solares es un factor decisivo que determina la cantidad de placas que se pueden colocar. Ilustremos con el panel JA Solar de 460W de potencia 24V Monocristalino Perc: su medida es 2,12m x 1,05m. En este caso, si cuentas con un área disponible de unos 34 m² en el tejado o en la terraza de tu comunidad de vecinos, podrán colocarse 15 de estos módulos. 

Componentes del sistema fotovoltaico

Solo cuando todos los factores anteriormente mencionados han sido evaluados, es factible diseñar una propuesta completa que incluya todos los componentes necesarios para la instalación. Estos componentes son, principalmente, los paneles fotovoltaicos. Hay diferentes tipos de placas solares, con diversas potencias y porcentajes de rendimiento. El estudio determinará el más conveniente. 

Del mismo modo, el inversor es imprescindible, ya que convierte la corriente continua generada por los paneles solares en corriente alterna, que es la que se utiliza en los hogares y empresas. Las baterías, en caso de ser necesarias, almacenan la energía para su uso posterior. Otros componentes, como los medidores, permiten monitorizar el rendimiento del sistema y optimizar su funcionamiento.

¿Quiénes llevan a cabo el estudio solar técnico-económico?

Desde luego, la realización del estudio solar técnico-económico implica la colaboración de varios profesionales. Inicialmente, los técnicos comerciales especializados son quienes se ponen en contacto con el cliente para recopilar la información necesaria. Estos técnicos son el enlace directo con el cliente y se encargan de entregar el estudio completo y resolver cualquier duda que pueda surgir.

Con la información recopilada, el equipo de ingeniería lleva a cabo el análisis técnico. Utilizando herramientas especializadas y realizando los cálculos pertinentes, determinan el dimensionamiento óptimo de la instalación. Este proceso incluye la evaluación de la viabilidad técnica y económica del proyecto, así como la elaboración de un presupuesto detallado. De esta manera, se asegura que el sistema fotovoltaico propuesto sea eficiente, rentable y adaptado a las necesidades específicas del cliente.

Realizamos un riguroso estudio solar técnico-económico para calcular tu instalación fotovoltaica

En Econiza, nos dedicamos a gestionar de manera integral las instalaciones de autoconsumo solar fotovoltaico que instalamos, proporcionando un asesoramiento personalizado. Por supuesto, esto incluye un exhaustivo estudio solar técnico-económico. Este estudio detallado nos permite analizar tus consumos energéticos y las características de tus instalaciones, para ofrecerte la solución de autoconsumo que más te conviene.

Más aún, nos encargamos de todo el proceso, desde la instalación del sistema hasta la legalización del mismo y la actualización del contrato eléctrico para registrar y compensar el excedente de energía fotovoltaica vertido a la red. También, gestionamos la tramitación de subvenciones y descuentos fiscales aplicables. De este modo, aseguramos que nuestros clientes obtengan la mejor tarifa del momento y maximicen los beneficios de su inversión en energía solar.

En Econiza, nuestra prioridad es que tomes decisiones informadas y rentables. Por eso, hacemos énfasis en nuestro estudio solar técnico-económico, que incluye una simulación de tu instalación de autoconsumo fotovoltaico. ¡Contáctanos y solicítala!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Simula tu instalación fotovoltaica!

“¿Quieres más información? Déjanos tus datos y un asesor se pondrá en contacto contigo